André Masson

Balagny-sur-Thérain (Francia), 1896

André Masson

André Masson nació en Balagny-sur-Thérain (Francia) el 4 de enero de 1896 y murió en París el 28 de octubre de 1987. Fue un pintor y grabador francés asociado al surealismo y al expresionismo abstracto. Destacó por sus collages con materiales innovadores, como la arena y la goma arábiga, que aplicaba sobre los lienzos antes de empezar a pintarlos.

Entre 1903 y 1911 vivió con su familia en Bruselas, donde estudió en la Real Academia de Bellas Artes. Le impresionó mucho la obra de Ensor. En 1912, entró en la Escuela de Bellas Artes y estudió pintura al fresco.

En 1920, se instaló en París y comenzó a relacionarse con algunos artistas y escritores, como Max Jacob. En su obra de los primeros años 20 es evidente la influencia de Rodin y de Sade, en sus dibujos eróticos y en la acuarelas. Pinta también paisajes, especialmente bosques, naturalezas muertas y figuras agrupadas alrededor de una mesa. Su estilo es entonces cubista.

En 1922, el marchante Kahnweiler le ofrece un contrato y los hermanos Stein le compran algunas telas; su estudio de la rue Blomet se convierte en el lugar de reunión de artistas y escritores (Leiris y Artaud entre otros). En 1924, hace su primera exposición individual, orgnizada por Kahnweiler en la galería Simon. Breton admira la exposición; Masson se vuelca de lleno en las técnicas del automatismo surrealista. Pero, en 1928, comienza a distanciarse del grupo surrealista de Breton por no sentirse cómodo con la orientación política que el movimiento está siguiendo.

Rompe, pues, con Breton y éste critica su obra en el Segundo Manifiesto Surrealista; entra a formar parte de un grupo alrededor de la revista Documents (1929). En 1931, pinta la serie Masacres y al año siguiente conoce a Matisse, con quien pasa algún tiempo en Niza.

En 1936, algunas de las obras realizadas durante su estancia en España son reproducidas en la revista Minotaure con un texto de Bataille. En ese mismo año renueva su amistad con Breton y el grupo surrealista, participando con catorce obras en la Exposición Internacional del Surrealismo en Londres. Al año siguiente, comienza el segundo periodo surrealista de Masson, caracterizado por la representación de figuras monstruosas influidas por Picasso y Dalí. En 1940, se traslada a la Martinica y posteriormente a Nueva York. En su obra americana hay huellas de la mitología india y del mundo natural; expone habitualmente y representa una de las más grandes influencias para el desarrollo del expresionismo abstracto.

En 1945 retorna a Francia y el paisaje pasa a ser el principal tema de su pintura.

En 1954 gana el Gran Premio de Pintura en la Bienal de Venecia y  un año después tiene lugar su primera retrospectiva en las Leicester Galleries de Londres.

Aquí podéis consultar las obras del artista que forman parte de la colección.