Henri Matisse

Le Cateau-Cambrésis (Francia), 1869

Henri Matisse

Henri Émile Benoît Matisse nació en Le Cateau-Cambrésis (Francia) el 31 de diciembre de 1869 y murió en Niza el 3 de noviembre de 1954. Fue un pintor francés conocido por su uso del  color y por el uso original y fluido del dibujo. Como dibujante, grabador, escultor y pintor, Matisse como uno de los grandes artistas del siglo XX.

Comenzó a pintar en 1889 cuando, convaleciente de una apendicitis, su madre le dio  elementos para pintar, y a partir de entonces decidió convertirse en artista plástico.  En París asistió a cursos en la Académie Julian y en 1892 ingresó en la Escuela de Bellas Artes, recibiendo clases en el taller del pintor simbolista Gustave Moreau, donde coincidió con Rouault, y Marquet, además de relacionarse también con Dufy, discípulo de Pierre Bonnard.

En 1896 expuso en la Société Nationale des Beaux Arts con notable éxito.

Con el comienzo del siglo, lideró junto con André Derain un grupo conocido como fovismo. Su primera muestra individual fue en la galería Ambroise Vollard en 1904.

En algunas de sus figuras pintadas hacia fin de siglo está presente la influencia de Cézanne, pero a partir de 1907 su estilo se hizo más definido y pintó a la manera fauve: supresión de detalles y tendencia a la simplificación, con lo que obtuvo cuadros impregnados de paz y armonía. Mediante zonas de color diferenciadas, tradujo la forma de los objetos y el espacio existente entre ellos, además de introducir arabescos y crear un ritmo característico. Su uso del color fue de una gran sensualidad, aunque siempre muy controlada por una metódica organización estructural.

Otro de sus rasgos peculiares es la sensación de bidimensionalidad de sus cuadros ,en los que la ilusión de profundidad queda anulada mediante el uso de la misma intensidad cromática en elementos que aparecen en primer o en último plan.

Hacia 1916 se inició un período en el que se puede percibir la influencia del movimiento cubista, que se traduce en un concepto más geométrico de las formas y una simplificación aún mayor.

Hacia 1917 se instaló en Niza, conoció a Renoir, y su estilo se hizo aun más sutil.

Hacia la década de 1940, el colorido de sus telas se tornó más atrevido, como un antecedente de los gouaches que realizó a finales de los 40, en los que cortaba y pegaba papeles coloreados. Es famosa en esta técnica su serie Jazz, de 1943-1946.

En cuanto a sus grabados, el número de piezas alcanza las quinientas, entre litografías, aguafuertes y xilografías.

Aquí podéis consultar las obras del artista que forman parte de la colección.