John Foxe

Boston, Inglaterra, 1516

John Foxe

John Foxe nació en 1516 en Boston, Lincolnshire, en 1516 y falleció el 8 de abril de 1587. Es recordado por ser el autor del famoso Libro de los Mártires, que es un compendio de los mártires cristianos a lo largo de la historia, con énfasis en el sufrimiento de los protestantes ingleses desde el siglo XIV hasta el reinado de María I.

La popularidad del libro y su frecuente lectura de los puritanos ingleses ayudó a moldear la opinión popular sobre el catolicismo durante varios siglos.

Alrededor de 1534, a los 16 años, John Foxe entró en el Colegio Brasenose de la Universidad de Oxford. En 1535 Foxe fue admitido al Colegio Magdalena donde pudo mejorar su latín y colaborar como instructor menor. Progresó en la universidad como profesor a prueba en julio de 1538 y se convirtió en profesor en julio del año siguiente. Foxe completó su licenciatura el 17 de julio de 1537, su grado de maestría en julio de 1543 y fue catedrático de lógica en 1539-40.

Foxe dimitió de su universidad en 1545, al hacerse evangélico y por tanto aceptar las creencias condenadas por la Iglesia de Inglaterra bajo Enrique VIII.

A finales de 1547, Foxe se trasladó a Londres y completó tres traducciones de sermones protestantes publicados por Hugh Singleton. Entre 1548 y 1551, Foxe escribió un tratado contra la pena de muerte por adulterio y otro en apoyo a la excomunión eclesiástica de aquellos quienes creía “guardaban una ambición velada bajo la cubierta del protestantismo“. También intentó, aunque sin éxito, tratar de evitar dos ejecuciones en la hoguera por motivos religiosos durante el reinado de Eduardo VI. Fue toda su vida un puritano más bien intransigente.

En otoño de 1554 se mudó a Frankfurt donde sirvió como predicador para refugiados en la ciudad. Allí fue arrastrado contra su voluntad a amargas disputas teológicas. Un lado apoyaba la liturgia basada en el Libro de Oración Común mientras que el otro promovía los modelos reformados promovidos por Calvino. Después de un tiempo, su amigo Knox fue expulsado y en el otoño de 1555 Foxe y otros veinte partidarios abandonaron Frankfurt. Cuando se mudó a Basilea, completó el drama religioso “Christus Triumphans” (1556) en verso latino.

La primera edición inglesa de su monumental Actes y monumentos fue un trabajo histórico sin precedente en inglés. Constaba de 1800 páginas. El título completo es “Actes y monumentos de este Dayes último y peligroso, las materias conmovedoras de la iglesia“.

Una lista de sus sermones latinos aparecen en el Catalogus de la bala de Juan. Cuatro ediciones del Actes y los monumentos aparecieron en el curso de la vida de Foxe. La octava edición (1641) contiene una memoria de Foxe que pretende estar escrita por su hijo Samuel.

Aquí podéis consultar las obras del artista que forman parte de la colección.