Lucio Fontana

Rosario (Argentina), 1899

Lucio Fontana

Lucio Fontana fue un pintor, grabador, ceramista y escultor italo-argentino nacido en Rosario (Argentina) el 19 de febrero de 1899 y fallecido en Comabbio (Italia) el 7 de septiembre de 1968.

Pasó los primeros años de su vida en Italia, se enroló en el Ejército italiano, combatió en la Iª Guerra Mundial, fue herido y le otorgaron una medalla de plata al mérito. En 1921  regresó a la Argentina, donde permaneció hasta 1928, trabajando como escultor junto a su padre hasta el momento en que abrió su propio Estudio.

En 1928 regresó a Italia, donde en 1930 presentó su primera exposición, organizada por la galería Il Milione, en Milán. En la siguiente década viajó varias veces entre Italia y Franciatrabajando con artistas de arte abstracto y también con expresionistas.

En 1940 retornó nuevamente a Buenos Aires, lugar donde en 1946 fundó, junto con algunos de sus alumnos la academia Altamira y dio a conocer el Manifiesto Blanco, en el cual sostiene “La materia, el color y el sonido en movimiento son los fenómenos cuyo desarrollo simultáneo integra el nuevo arte”.

Nuevamente en Milán, en 1947 apoyó junto a otros escritores y filósofos el primer manifiesto del espacialismo, retomando al mismo tiempo sus trabajos de cerámica en Albisola.

A partir de 1958  inició la denominada serie de los tajos, consistente en agujeros o tajos sobre la tela de sus pinturas, los cuales dibujan el signo de lo que él mismo denomina “un arte para la Era Espacial“. Por esos años, en 1959, Fontana realizó presentaciones con telas recortadas con múltiples elementos combinables, denominando a estos conjuntos Quanta.

Fontana participó en la Bienal de Sao Paulo y en numerosas exposiciones en Londres, París, Nueva York y Japón. Es Nueva York, poco antes de su muerte, estuvo presente en la manifestación Destruction Art, Destroy to Create (Arte de Destrucción, Destruir para crear ) en el Finch College Museum of Art.

Sus obras se encuentran en las colecciones permanentes de más de cien museos de todo el mundo.

Algunos de los continuadores de los postulados de Fontana en Italia son Piero Manzoni, Castellani, Agostino Bonalumi, Paolo Scheggi y Nigro, Alviani y Mari. En España el escultor Pablo Serrano, quien entabló amistad con Fontana en sus años de Rosario, es considerado uno de los artistas que más ha aplicado y difundido las ideas de Fontana en la Península ibérica a través del manifiesto del Intraespacialismo.

Aquí podéis consultar las obras del artista que forman parte de la colección.