Roberto Matta

Santiago de Chile, 1911

Roberto Matta

Roberto Sebastián Antonio Matta Echaurren, más conocido como Matta, nació en Santiago de Chile el 11 de noviembre de 1911 y murió en Civitavecchia (Italia) el 23 de noviembre de 2002. Fue un arquitecto, humanista, pintor, grabador y poeta chileno, considerado  Considerado el último representante del surrealismo.

Cursó sus estudios universitarios en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile, siendo su tesis de título un proyecto llamado La liga de las religiones, que consistía en bocetos de edificios con forma de mujer en diversas posiciones. Paralelamente, asistió a talleres libres en la Escuela de Bellas Artes, siendo alumno del pintor Hernán Gazmuri. Además, trabajó como ilustrador en la revista satírica Topaze.

Posteriormente, viajó a Europa. Mientras estaba en Portugal, conoció a Gabriela Mistral, quien era cónsul de Chile.

Durante su estancia en París trabajó en el taller del arquitecto Le Corbusier. En el viejo continente, conoció además a los artistas André Breton, Salvador Dalí, Arshile Gorky y René Magritte. Fue Breton quien estimuló al artista chileno, valoró su trabajo y le introdujo en el círculo de los principales miembros del movimiento surrealista parisino. Matta produjo ilustraciones y artículos para el periódico surrealista Minotaure. Durante este periodo trabó amistad con prominentes artistas contemporáneos, como Picasso y Duchamp.

Un momento decisivo para la carrera artística de Matta se produjo en 1938, cuando pasó del dibujo a la pintura en óleo. Este periodo coincidió con su viaje y residencia, hasta 1949,  en los Estados Unidos.

El uso de patrones difusos de luz y gruesas líneas encima de un fondo particular se transformó en uno de sus sellos característicos. Durante las décadas de los 40 y los 50, su pintura reflejó el perturbador estado de la política internacional, utilizando imágenes de máquinas eléctricas y personas atormentadas. Al agregar arcilla a sus obras, a partir de los años 60, además le agregó dimensión a su distorsión.

El trabajo de Matta agregó nuevas dimensiones a la pintura contemporánea, pese a su ruptura —por causas desconocidas— con el movimiento surrealista en 1947. Pese a que fue readmitido en 1959, la fama ganada es exclusivamente personal. Experimentó distintas formas de expresión artísticas, incluyendo producciones de videos como Système 88, la fotografía y otros medios de expresión.

Aquí podéis consultar las obras del artista que forman parte de la colección.