Romeyn de Hooghe

Ámsterdam, 1645

Romeyn de Hooghe

Romeyn de Hooghe nació en Ámsterdam y fue bautizado el 10 de septiembre de 1645 y murió en Haarlem el 10 de junio de 1708. Fue un importante y prolífico pintor, escultor, grabador y caricaturista del último Barroco holandés.

Era competente como grabador, dibujante, pintor, escultor y medallista. Es muy conocido por sus caricaturas políticas de Luis XIV y por sus grabados propagandísticos en apoyo de Guillermo de Orange. Durante su carrera produjo alrededor de 3500 grabados. También ilustró libros, y sus ilustraciones pueden encontrarse acompañando los textos más importantes de su época. Así, por ejemplo, el Hieroglyphica of Merkbeelden der oude volkeren (1735) fue conocido como uno de los mejores libros de emblemas y una fuente para conocer la mitología clásica y su iconografía.

Según Houbraken, de Hooghe fue particularmente bueno en la composición inventiva de los temas grabados. También fue un reputado pintor y pintó grandes paneles para las las oficinas del alcalde de Enkhuizen y una habitación de la vivienda de Matthijs van den Broeck en Dubbeldam. También fue conocido por sus atributos decorativos en los mapas de ciudades a gran escala.

Según el historiador Simon Schama, de Hooghe “fue el primer gran caricaturista moderno, al ser incorporado por Guillermo III a finales del siglo XVII en su campaña propagandística contra Luis XIV de Francia, y hasta la muerte de éste. De Hooghe representaba en sus composiciones las guerras contra la monarquía francesa y sus aliados como una batalla entre la libertad y el despotismo religioso“.

De Hooghe fue admitido como miembro de la Confrerie Pictura en 1662 y, de nuevo, en 1683 en La Haya.

Fueron sus pupilos Filibertus Bouttats (1635-1707), Filibert Bouttats (1654-c. 1731), Frans Decker, François Harrewijn, Jacobus Harrewijn, Aernout Naghtegael, Laurens Scherm y Adriaen Schoonebeek.

Aquí podéis consultar las obras del artista que forman parte de la colección.