Arte / soledad

Arte / soledad

Existe una frase de Rainer Maria Rilke que siempre me ha interpelado: «Las obras de arte son soledades infinitas y con lo que menos se pueden tocar es con la crítica. Sólo el amor puede captarlas, celebrarlas, y ser justo«. Para llegar a comprenderla, es preciso que el creador entienda que el camino que debe seguir es hacia sí mismo. Debe ser capaz -pintando, esculpiendo, grabando o dibujando,…- de poder mirarse al espejo y de explicarse con los elementos que va descubriendo a su alrededor mientras trabaja, mientras se trabaja. Porque cada obra revela a su autor la forma que quiere ocupar, el género al que pertenece, las dimensiones, el tono que le conviene. Y el artista debe de tener la sensibilidad suficiente para reconocer las señales, los rastros que la obra va dejando para dejarse cazar. Tal vez sea la única manera de intentar hacer una obra que pueda ser razonablemente perdurable.

Uno es artista por múltiples razones, la mayor parte de ellas probablemente inconfesables o ignoradas. Pero la ambición profunda debe ser la de legar una obra o un conjunto de obras que resistan al silencio de la desaparición. La lucha no es contra la propia vanidad, sino contra la ausencia, contra la muerte, por eso el artista no puede dejar de trabajar nunca, aunque no sepa cuál será la obra que le sobrevivirá.

Un planteamiento de este tipo sólo puede hacerse y aceptarse desde la soledad exigida por Rilke. Un planteamiento de este tipo no es posible hacerlo con altavoces, testigos, redes sociales y medios de comunicación, sobre todo cuando uno acaba entendiendo que la obra de arte es el enigma que no puede dominar la razón.

La obra de arte se puede racionalizar y diseccionar para conocerla mejor, para poder explicarla con mayor solvencia, o para poder entenderla intelectualmente, pero quien pretenda captar su alma no tiene más que contemplarla, debe contemplarla sólo con la intención de hacérsela suya, desde una incertidumbre compartida por el autor y por el contemplador.

La conceptualización y la producción de la obra de arte necesitan silencio, necesitan que el artista tenga capacidad de introspección, que el artista tenga capacidad de observación, que el artista sienta placer por descubrir, que tenga apetencia por ir más allá de lo conocido. Y todo en silencio, para ir construyendo con la perspectiva del tiempo. Podría darse que el tiempo de producción fuese corto siempre que el de conceptualización hubiese sido largo, o a la inversa, o podría ser que todas las fases de creación representasen un tiempo corto o un tiempo largo. En cualquier caso, se necesita encontrar los tempos en soledad para poder trabajar a gusto y creativamente.

El impacto de la obra de arte sobre el espectador depende también de los tiempos, de las actitudes y del silencio ambiente, unos hechos que condicionan decisivamente la posible recepción de la obra o de cualquier creación artística. Con prisa y ruido es difícil que germine ningún tipo de interconexión, ningún tipo de interpelación.

La producción y la contemplación de la obra de arte necesitan amor, y el amor requiere tiempo, desprendimiento, calma ambiente, excitación por descubrir, y soledad, aunque sea para hacer un pas-à-deux en la búsqueda de la armonía y de la fusión de los sentidos y de las almas. Creo que es así cómo debería contemplarse la obra de arte para hacérnosla nuestra: desde la soledad y la obertura de espíritu.

Etiquetas: Arte, soledad

3 comentarios

  • Antoni Gelonch29 May, 2016 a las 9:28 am
    Gracias riberaturu y Arte por vuestros valiosos comentarios y gracias por ayudarnos a avanzar.
  • Arte11 May, 2016 a las 3:48 pm
    Aquel que disponga del sentimiento hacia sea cual sea el arte que guste pondrá todo el amor hacia el, también aquel que haga arte generará el sentir con el que lo hace, pero si es algo lo cual se refleja como primera instancia para uno mismo(internamente), pero para todo artista es bien conocido que si su arte impacta en las personas que deseen y gusten acogerlo es magnifico.
  • riberaturu30 Ene, 2016 a las 9:30 pm
    Estoy ABSOLUTAMENTE de acuerdo en estos postulados que vd expone en este apartado de Arte. Estoy en un proceso interior-accion exacto como vd lo ha definido. Me alegra saber que estoy en la autopista del ser . Bien,saludos Josep.

Comentar

Tu dirección de correo no sera publicada.
Los campos obligatorios estan marcados con:


Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>