El genio y la cueva

“¡Es como si el artista hubiera salido sólo para tomar un café! Es esto lo que da a la cueva de Chauvet esta atmósfera tan particular, casi íntima”. El artista mallorquín, cuya emoción es bien palpable, sabe de lo que habla: él es una de las pocas personalidades que han recibido la autorización para visitar esta cueva, descubierta en el departamento francés de Ardèche en 1994 y cerrada al público por razones de conservación. Considerada como un tesoro de la Humanidad, sus 8000 m² están cubiertos por más de 400 pinturas de 35000 años de antigüedad. Escogido como miembro del comité de investigación científica, Miquel Barceló las estudia de cerca: es el encargado de supervisar el trabajo de reproducción que un conjunto de artistas y de artesanos realizarán para decorar el facsímil a tamaño natural de la cueva, una reproducción que está previsto inaugurar en 2014 a algunos kilómetros de Vallon-Pont-d’Arc.

El pintor catalán, de renombre internacional, es un experto en cepillar, y en las rayas y orificios de las paredes, así como en rugosidades e imperfecciones de las superficies. Conocido por ser el autor de la cúpula de 1500 m² del Palacio de las Naciones de la ONU en Ginebra, hoy en día calificada como la “capilla Sixtina del siglo XXI”, Barceló destaca por su maestría acerca del poder de la materia. A través de las 35 toneladas de pintura del techo, unas reales estalactitas de colores, puede percibirse su interés por la gravedad pictórica.

Barceló es hoy un hombre satisfecho y saciado por poder testimoniar su emoción estética al verse confrontado a las primeras obras maestras de la humanidad. “Vigilo la vivacidad del trazo, la autenticidad del gesto, que debe ser rápido. La manera como ha sido grabado un pequeño búho, sólo en unos pocos segundos, es una proeza”, comenta Barceló. Grandes bisontes negros, un gran caballo que parece emerger de las profundidades de la cueva, y algo más alejados, 17 rinocerontes en grupo y, a su izquierda, un reno y cuatro grandes leones…Aquí, los animales peligrosos, que no figuran en el menú de los dibujos paleolíticos, son claramente mayoritarios. Están dibujados al carbón sobre una pared húmeda. Una dificultad de ejecución que hace aún más remarcable la producción artística.

¿Una ósmosis plástica? El uso permanente de la técnica del difuminado y la búsqueda de perspectivas diferentes son impactantes en Chauvet. “Eso ha sido un verdadero choque. Podemos sentir como el artista ha ido aprendiendo la técnica conforme iba avanzando. Le puedo imaginar preparando la superficie y, sobretodo, difuminando, para poder dar empaque a la representación. ¡Es todo un descubrimiento!” Nada iguala para Barceló la fuerza de expresión inherente a las representaciones animales de la cueva de Chauvet.

“Hemos perdido esa empatía del hombre en relación al animal. El retrato de la leona es una obra maestra. El detalle anatómico de sus narices en trémulo demuestra un gran sentido de la observación. ¡No había la BBC en aquella época para poder ver los documentales! En la cueva de Chauvet, no existe un león de estilo genérico, no se hizo una especie de cortar-pegar”. La figura animal es uno de los temas predilectos de Barceló. Originario de Mallorca, el artista posee allí una granja y algunos rebaños. Vive entre Paris, Mallorca y Malí. En su taller pueden verse varias taxidermias: rinocerontes, jabalíes…cabezas de pescados, de camellos,…

¿Una gesta poética? “Chauvet es como una inmensa ópera coral en la que todos los animales vendrían a bailar y a cantar juntos”. Este trabajo sobre la cueva de Chauvet es también la ocasión de volver a los orígenes: “Necesito enfrentarme con la pintura, físicamente, necesito experimentar la realidad”.

La capacidad de trabajo de Barceló es fuera de serie. El artista desarrolla varios trabajos al mismo tiempo. Entre sus proyectos para 2012: la edición de uno de sus carnets de dibujos acompañados esta vez de poemas de Michel Butor, la decoración de una capilla como la de la Catedral de Palma de Mallorca, y una exposición en Zúrich de sus grandes cerámicas realizadas también en Mallorca.

Etiquetas: Miquel Barceló

Sin comentarios

Comentar

Tu dirección de correo no sera publicada.
Los campos obligatorios estan marcados con:


Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>