La vitalidad del grabado en Noruega

La vitalidad del grabado en Noruega

Aunque tal vez poca gente lo sepa, Noruega es un país que tiene una rica tradición de la técnica del grabado, una tradición no muy dilatada en el tiempo que, como la independencia del propio país, se remonta a principios del siglo XX.

Los primeros ejemplos famosos de grabadores noruegos universalmente reconocidos son Edvard Munch y Rolf Nesch. Munch, además de ser pintor, trabajó muy ampliamente en la creación de aguafuertes, litografías y xilografías, y era además un gran coleccionista de grabados, de manera que a su muerte legó 14.500 estampas a la Ciudad de Oslo para que los grabados fueran también una piedra angular del museo que se creó a partir de su legado.

Munch dibujaba él mismo los temas de sus grabados y, en otras ocasiones, contaba con la ayuda de un estampador. A resaltar también, en este sentido, que Munch fue uno de los fundadores de la asociación de Grabadores Noruegos.

Por otra parte, tenemos que Rolf Nesch, originariamente ciudadano alemán, huyó en 1933 a Noruega huyendo del régimen nazi. La técnica de Nesch era diferente y particular: a menudo hacía las esculturas y los grabados soldando diferentes tipos de piezas de metal sobre una plancha metálica. Su obra, además, es bien conocida por los aficionados al grabado, pues fue uno de los primeros en utilizar la técnica de la colagrafía.

La escena del grabado noruego alcanzó su cénit en 1970 gracias a varios artistas que realizaron grabados de marcado carácter político. Entre ellos destaca la serie “American Butterfly” de Per Kleiva. Esta serie tenía como objetivo la denuncia de la intervención americana en la guerra de Vietnam. Es una época también en que muchos artistas deciden dar un paso hacia la producción de obras de arte más asequibles y de temas más populares y beligerantes.

Los grabadores noruegos, en general, y en particular los que producen xilografías o aguafuertes, tienen tendencia a realizar ellos mismos todas las fases de elaboración de un grabado, incluido el estampado. En el caso de la producción de litografías acuden más bien a talleres cooperativos de estampado.

Como ejemplos de estos talleres cooperativos de estampado, y de producción de obras de artistas en residencia, podemos citar a Trykkeriet, en Bergen. Este taller recibe fondos del Consejo Noruego de las Artes y del Ayuntamiento de Bergen que cubren, aproximadamente, la mitad de sus costes totales, de manera que la otra mitad debe ser cubierta por la propia actividad del taller, bien mediante la edición de estampas bien mediante la organización de cursos de introducción o de perfeccionamiento de la técnica del grabado destinados a escolares o a adultos. En este taller se trabajan técnicas de xilografía, linóleo, aguafuerte, fotograbado, fototallado, fotopolímero, serigrafía, monotipo y chorro de tinta.

Otros centros de interés en el campo de la difusión del grabado son las galerías Norwegian Printmakers y Kunstverket, en la capital, Oslo. La primera dispone de un fondo importante con obras de más de 300 artistas, mientras que la segunda resulta ser un taller de producción de litografías que, además tiene una galería abierta con obras producidas en el propio taller y con obras de muchos otros artistas.

Para acabar este breve repaso sobre la escena del grabado en Noruega, parece importante y significativo destacar que la Galería Nacional de Arte en Oslo (la Nasjonalgalleriet) cuenta con una rica e interesante colección compuesta por más de 50.000 dibujos y grabados. Una colección que, además de los grandes maestros noruegos como Edvard Munch, contiene obras de Goya, Picasso, etc. Una colección abierta al disfrute individual o en grupos organizados.

La vitalidad del grabado en Noruega es, pues, muy vital. ¡Larga vida!

Etiquetas: grabados, Munch

Sin comentarios

Comentar

Tu dirección de correo no sera publicada.
Los campos obligatorios estan marcados con:


Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>