Meyer y Segalot

Al ver el título de este artículo tal vez alguien pueda pensar que será destinado a una pareja artística como Auguste Rodin- Camille Claudel o bien Gilbert & George. Pues bien, no se trata exactamente de eso. Este artículo tiene como objetivo presentar gente poderosa del mundo del arte, muy poderosa, y me parece que no suficientemente conocida.

El arte contemporáneo, con estrellas como Jeff Koons o Damien Hirst, se presenta a veces bajo el amparo del glamour y del ‘bling-bling’. Y si ello sucede, se debe básicamente a la iniciativa y acción de dos personas, un alemán y un francés instalado en Nueva York. De un lado, Tobias Meyer, patrón del arte contemporáneo en Sotheby’s a escala mundial, y del otro, Philippe Segalot, que fue el patrón del arte contemporáneo en Christie’s y que se ha reconvertido ahora en un poderoso profesional independiente.

Hoy en día esta fascinación por el arte contemporáneo se ha convertido en un verdadero fenómeno social. Existe, a pesar de todo, una élite económica dispuesta a consumir arte y que quiere formar parte de este círculo VIP, que se entrecruzan en las subastas de Nueva York o de Londres, en las ferias de Basilea, de Hong Kong o de Venecia donde, paradójicamente, ho hay nada que vender (cuando menos, de manera oficial…).

Tobias Meyer es un director de orquesta en lo que se refiere a subir las cotizaciones, tiene mucho talento. Un fino manipulador de los gustos y de las opiniones en relación al ate contemporáneo. Y además, a diferencia de sus compadres, posee una buena cultura artística que va más allá del siglo XX.

Ultimamente (el 8 y 9 de noviembre de 2011 en Nueva York), consiguió vender 7 cuadros de Gerhard Richter de una sola tajada. 7 pinturas a la vez es mucho para el mercado, pero en lugar de considerar la situación como un problema lo transformó en una oportunidad para poder influenciar los gustos del público, de los consumidores de arte actual. El sabe muy bien cómo hacer un catálogo y como colgar las obras.

Y para que la operación fuera redonda, Tobias Meyer hizo un magnífico catálogo de la exposición-venta, donde podíamos encontrar artículos de Hans Ulrich Obrist (co-director de la Serpentine Gallery de Londres, la ‘crème de la crème’), de Norman Rosenthal (ex-director de la Royal academy) y de Robert Storr (decano de la escuela de arte de Yale y comisario de la Bienal de Venecia en 2009). Un catálogo de 45 páginas para 7 obras, y en una compañía excelente. Meyer no repara en gastos ni se contenta con pequeñeces…

¿Cual era el objetivo de Meyer? El objetivo era mostrar que los cuadros abstractos de Richter son tan importantes como los de Rothko. Y para demostrarlo puso, en el catálogo, junto a un retrato del artista alemán una de sus pinturas abstractas y una pintura de Rothko. ¿Meyer defiende así una posición como historiador del arte? No solamente, porque poner juntos Richter y Rothko hace subir las cotizaciones del primero, y recordemos sólo a título de ejemplo que el record para una pintura de Rothko está establecido en 65 millones de dólares…Richter aun está lejos de estas cifras, pero…

En unas declaraciones a la prensa, Meyer dijo que “es necesario encontrar cosas bellas, que se hagan desear, porque la gente debe soñar”. Y héte aquí que acabó consagrando una sala de la exposición en Sotheby’s de los Richter para darle un aspecto de ‘capilla’ de Rothko…Una especie de mística contemplativa. Y la verdad es que la estrategia dio sus frutos: los resultados de la subasta supusieron nuevos records, de modo que el conjunto de los 7 Richter fue vendido por 74 millones de dólares (a considerar, partiendo de una estimación de 27 millones…). !Y además el record fue para el más grande! El más grande que, curiosamente, era el que estaba en la portada del catálogo…Esto sí que es soñar a lo grande…

Este es el proceso por el que hoy en día el dinero da credibilidad a los artistas, del mismo modo que éstos para asegurarse una honorabilidad necesitan aun a aquéllos que son capaces de producir ideas, es decir, a los conservadores y comisarios. Y así se va construyendo un círculo, ¿virtuoso o vicioso?

Sin comentarios

Comentar

Tu dirección de correo no sera publicada.
Los campos obligatorios estan marcados con:


Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>