Montolieu

Tal vez a algunos de los seguidores del blog, este nombre no les diga nada. Y es una lástima porque el lugar, y en especial su gente, lo valen.

Montolieu (en occitano Montoliu) es un municipio francés del departamento del Aude en la región Lenguadoc-Roussillon. Gente y tierras próximos a los catalanes, tierras de historia y de leyenda cátaras, gente ligada a la tierra, tierras próximas a la ciudad enmurallada de Carcasona.

Situado en la confluencia de los ríos Alzeau y Dure, que una vez juntos forman el Rougeanne, y sobre un promontorio, Montolieu cuenta con menos de 800 habitantes, pero tiene 14 librerías abiertas.

Se trata de librerías de libros antiguos y de ocasión que convierten a Montolieu en un pueblo del libro, de los libros. Por eso, podemos también encontrar en Montolieu un Museo de las Artes y de las Técnicas del libro.

Es precisamente en este Museo donde, entre el 26 de mayo y el 20 de octubre, habrá una exposición de la Colección Gelonch Viladegut. Será una exposición original porque se desarrollará en 3 citas: «De Durero a Goya», «De Goya a Picasso» y de «Picasso hasta hoy». Alrededor de la exposición se desarrollará un conjunto de actividades que van desde las conferencias (con conferenciantes de los dos lados de los Pirineos) hasta talleres pedagógicos, y muchas otras que se irán anunciando en el web de la Colección.

¿Porqué se presenta la Colección en Montolieu? Pues, por un conjunto de cirecunstancias, entre las que me gustaría destacar:
-los contactos que había ido tejiendo en Montolieu el Sr. Francesc Mestre, galerista reputado y buen amigo, quien me hizo conocer la población y sus gentes,
-la buena acogida y extrema amabilidad que siempre me han mostrado la gente de la asociación «Montolieu, village du livre»,
-mi particular afecto y estima por Francia,
-que se trate de un proyecto diseñado con perspectiva de tiempo,
-el haber encontrado gente entusiasta , de la que se implica, y que no se recrea en la queja estéril de lo que no tenemos y que no hacemos nada por tener,
-las facilidades que he encontrado, y el empuje y apoyo constantes de los organizadores, que no acabo de encontrar a menudo en mi propio país.

Como dije en ocasión de la inauguración de la exposición en el Museu d’Art Jaume Morera de Lleida, también ahora, con motivo de la inauguración en Montolieu, estoy contento. Porque creo, ahora como entonces, que la finalidad de una Colección es ser mostrada, que todos puedan disfrutarla, que permita elevar los conocimientos culturales, que de oportunidades a los jóvenes para adentrarse en el mundo del arte, porque permite colaborar más con aquéllos que tienen más dificultades de acceso a la cultura.

Estoy contento porque puedo hablar de realidades, no de quimeras ni de desencantos. Porque me gusta estar entre gente que trabaja, que lucha, que tiene pocos medios pero que tiene ideas y ganas. Porque el arte debe de hacerse próximo, porque se debe difundir la belleza, porque todos nos merecemos una mejor calidad de vida.

Para mi, Montolieu es todo esto. A la gente de Montolieu sólo puedo darles las gracias por su acogida y por su trabajo. Y espero que a todos los que visitarán la exposición, el arte les provea momentos de interpelación, de introspección, de disfrute y de serenidad. Como siempre, el arte, a mi juicio, no debe tener otros objetivos.

Sin comentarios

Comentar

Tu dirección de correo no sera publicada.
Los campos obligatorios estan marcados con:


Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>