Tal como lo vivieron, tal como lo vieron

Cartel exposición Una mirada: Catalunya 1700-1714

La idea de abrir y de presentar al público las colecciones reales o principescas fue apareciendo en Europa hacia mediados del siglo XVII y con verdadero empuje durante el siglo XVIII y principios del XIX.

En efecto, la ciudad y la Universidad de Basilea compraron en 1661 la colección Amberbach e hicieron público el acceso a su conocimiento y disfrute. Por su lado, en Inglaterra, el Parlamento votó la compra de la colección Sloane y con estos fondos fundó el British Museum en 1759. En el conjunto del Imperio germánico, los museos fueron floreciendo aquí y allí: en Mannheim (1756), en Düsseldorf (en 1770), en Dresde (1760), en Cassel (1769), mientras que en Austria, el Emperador convirtió en museo y sala de exposiciones el palacio del Belvedere.

En Italia, las colecciones de los Médicis se instalaron en los Uffizi de Florencia en 1767, y las colecciones pontificias se abrieron en Roma en el Museo Pio-Clementino en 1784, mientras que las que provenían de las excavaciones de Herculanum se transfirieron a Nápoles donde se presentaron a partir de 1780.

En Francia, por otro lado, se abrió la Galería del Luxemburgo en 1750, pero no fue hasta la Convención, después de la Revolución, que se reunieron las colecciones reales y eclesiásticas en el palacio del Louvre, de modo que el Museo central de las artes (precedente del Museo del Louvre) se creó en 1792.

En España, el Museo del Prado no se abrió hasta el 1819, y en su origen están también las colecciones reales, además en este caso debe destacarse que el edificio que las alberga ya fue diseñado para su función museística. En Cataluña, el Museo Nacional de Arte de Catalunya es la culminación de un largo proceso de recuperación histórica que empezó a finales del siglo XIX gracias al fenómeno de la Renaixença (Resurgimiento). El 15 de marzo de 1880 se inauguró el Museo Provincial de Antigüedades en la capilla de Santa Ágata. Las primeras obras que compusieron el fondo artístico provenían del proceso de desamortización de los bienes eclesiásticos, dada la ausencia de colecciones reales propias, y no se abrió en su sede actual hasta 1934.

¿Porque hemos hecho esta introducción sobre los museos y sus orígenes? Pues, para destacar que el acceso por parte del pueblo a la representación artística es relativamente reciente y que no se dio hasta finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX en el conjunto de Europa y, desgraciadamente, todavía más tarde en Cataluña.

Sin acceso a las piezas únicas y singulares (básicamente de pintura y escultura) de las colecciones reales, principescas y eclesiásticas; con dificultades de comunicación; con elevados grados de analfabetismo, y con unas condiciones de vida muy difíciles, el único acceso posible por parte de la población a la historia y al arte se hacía mediante los grabados, sin duda, la más democrática de las Bellas Artes porque facilita el acceso de un gran número de personas al conocimiento y a la belleza.

Por todo ello, esta exposición que se presenta (hasta el 5 de abril) en la Sala Capitular del Monasterio de Sant Cugat del Vallès, bajo el título de “Una mirada. Catalunya 1700-1714. A partir de los grabados de la Colección Gelonch Viladegut”: http://www.gelonchviladegut.com/una-mirada-cataluna-1700-1714/ , muestra cómo la población conoció a los protagonistas, la representación del territorio y los hechos de armas, y aspectos de la religiosidad popular, en la época de los hechos o en los años inmediatamente posteriores.

Así, mediante los grabados que podréis contemplar si visitáis la exposición, tendréis una idea de cómo los catalanes y los europeos de la primera mitad del siglo XVIII vivieron y vieron los hechos de la Guerra de Sucesión a la Corona de España, así como qué papel jugó la propaganda, y los grabados como elemento de propaganda, cómo reflejaban la realidad los antecedentes de los corresponsales de guerra y cómo se presentaban los personajes en sus vidas de pompa y circunstancia. De hecho, podréis ver cómo lo vieron y vivieron los coetáneos de los hechos, alejados de las parafernalias oficiales y de las reinterpretaciones a posteriori.

Etiquetas: Cataluña, exposiciones

Sin comentarios

Comentar

Tu dirección de correo no sera publicada.
Los campos obligatorios estan marcados con:


Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>