Los esmaltes de mamá

«El recuerdo de mi madre es un agua transparente y vivificadora»