Paisaje con un cardenal

Pintor y grabador holandés de estilo Barroco. A nivel artístico desarrolló un tipo de paisaje idealizado, de influencia italiana, durante la primera mitad del siglo XVII. Se le considera el enlace entre la primera generación de holandeses italianizantes y la segunda. Fue contemporáneo de Poussin y Claude Lorrain.

Su obra se centra básicamente en la producción de paisajes, dentro de los parámetros del estilo clasicista. Encontramos, pues, composiciones centradas y ordenadas, con la inclusión de figuras humanas en una escala muy reducida.

Sus paisajes denotan una gran habilidad de composición, pero, en ocasiones se ha dicho, que carecen de vivacidad. Representa un tipo de naturaleza que no opta tanto por el sentido bucólico o idílico de la generación anterior, sino por un sentimiento heroico. En la mayoría de sus composiciones, y este grabado es un claro ejemplo, contrapone una zona arbolada, con una luz sombría, que se abre a un gran espacio, mucho más iluminado.

A nivel estilístico percibimos una fuerte influencia del paisajismo clásico de Claude Lorrain. Destacan elementos como el gusto por los amplios panoramas que crean una nueva concepción del paisaje clásico en el estudio de la luz y la recuperación del espíritu virgiliano, evocando la primitiva edad de oro, que se aprecia en el sentido poético de las ruinas clásicas. Se despliega un espacio amplio de horizontes infinitos, haciendo aparecer en primer término las formas arquitectónicas y las masas boscosas, creando una sensación de profundidad a través de la gradación y desdibujamiento de los contornos.

Autor: Herman Van Swanevelt

Título: Paisaje con un cardenal

Época: Siglo XVII

Datación: 1650

Estilo: Barroco

Técnica: Aguafuerte

Dimensiones: 18 x 27,5 cm

Número de serie: s/n

Número de registro: GE-180

Herman Van Swanevelt

Woerden, 1600-1655

Herman Van Swanevelt nació en Woerden el 1600 y murió en París, el 1655. Fue un pintor y grabador holandés de estilo barroco. Fue uno de los maestros holandeses que desarrollaron el paisaje idealizado, de influencia italiana, en la primera mitad del siglo XVII. Se le engloba en la generación de Bartholomeus Breenbergh, Cornelis Van Poelenburgh y Jan Both.

Nacido en la modesta localidad de Woerden, se trasladó a París, donde consta su presencia desde 1623. Se estableció en Roma en 1629 y fue miembro del grupo «Bentveughels» («pájaros de una pluma»), sociedad de pintores flamencos y holandeses de la ciudad.

Aunque dicen que Van Swanevelt vivió en la misma casa de Claudio de Lorena (cuya influencia en él es determinante), ganó fama de ser un hombre de costumbres solitarias, que le llevaron a ser apodado «Eremiet» por sus colegas. Se cuenta que en lugar de divertirse en tabernas como hacían otros holandeses, salía al campo a tomar apuntes para sus cuadros.

La producción de Van Swanevelt se centra en el paisaje, dentro de los parámetros generales del estilo clasicista: composición centrada...

Ver ficha del autor: Herman Van Swanevelt