Vestigio de las Termas del Emperador Diocleciano en Roma

Perelle fue un gravador barroco francés del siglo XVII. Sus primeras obras muestran la influencia de los paisajistas flamencos. Unos años más tarde, su estilo evolucionó hacia una representación más dramática de la naturaleza, con cascadas y construcciones, como castillos. Las representaciones de paisajes, puertos marítimos, y escenas pastorales fueron imágenes, generalmente extraídas de su propia imaginación.

Sus grabados representan principalmente los paisajes de la región parisina y romana, especialmente las vistas de los castillos, donde él introduce variedades añadiendo escombros y varios elementos.

En la representación se encuentran las Termas de Diocleciano. Estas termas, que se encuentran en Roma, fueron los baños termales más grandes y suntuosos de la antigua Roma. Fueron construidas en el cerro de Viminal, durante el mandato de varios emperadores. Las comenzó Maximiano, llamado August de Occidente por Diocleciano, en el año 293, y no se abrieron hasta el año 306. Continuaron siendo utilizadas hasta el año 537.

Así pues el grabador francés reprodujo estas ruinas antiguas en uno de sus viajes a la Ciudad Eterna, Roma. Haciendo uso del grabado como herramienta de transmisión de los vestigios de la antigüedad clásica.

Autor: Gabriel Perelle

Título: Vestigio de las Termas del Emperador Diocleciano en Roma

Época: Siglo XVII

Estilo: Barroco

Técnica: Aguafuerte

Dimensiones: 21 x 27 cm

Número de serie: s/n

Número de registro: GE-239

Gabriel Perelle

Vernon, 1604-1677

Gabriel Perelle nació el 1604 y murió en1677. Fue miembro de una familia francesa de artistas. Estudió dibujo con Daniel Rabel. Comenzó a hacer grabados en 1635, sus primeras obras muestran la influencia de los paisajistas flamencos. Acerca de 1655 su obra comenzó a evolucionar hacia la representación de la naturaleza en su aspecto más dramático, animado por las cascadas y los edificios. A pesar de que grabó obras de otros artistas, principalmente trabajó sus propios dibujos. Sus muchos paisajes, puertos marítimos y escenas pastorales fueron elaborados generalmente a partir de su imaginación. Él trabajó a menudo con sus hijos y alumnos Adrien y Adam Perelle, cuyo trabajo es a menudo difícil de distinguir de el del padre.
Ver ficha del autor: Gabriel Perelle