Vista de Roma

El autor de esta vista es Stefano della Bella fue un grabador del Barroco italiano del siglo XVII. Trabajó bajo la protección de los Medici, sobre todo de Don Lorenzo. Della Bella viajó a Roma, donde estudió. Allí conoció a grabadores y editores franceses, como François Langlois, que influyeron en su decisión de viajar a París.

Durante sus viajes a Roma realizó algunas vistas de ruinas de la antigüedad. Este grabado es un claro ejemplo.

Fue el descubrimiento de la obra de Jacques Callot, del que copió varias estampas, lo que determinó su definitiva dedicación al grabado, y más concretamente al aguafuerte. Fue, pues, continuador en muchos aspectos de la obra de Callot, especialmente en cuanto a la técnica y la variedad de los temas.

La obra de Della Bella se distingue, sin embargo, de la del artista de Nancy por su mayor propensión al barroquismo y su exuberante sentido de la naturaleza, proveniente, sin duda, de su inclinación por los artistas del norte de Europa, así como un mayor refinamiento y gusto por lo pintoresco y un sentido atmosférico, plenamente naturalista.

Della Bella fue principalmente activo en Florencia, Roma y París, y su práctica se caracteriza por una gran diversidad en cuanto a los temas. Su capacidad de capturar la vida cotidiana en todas sus diferentes facetas lo distingue de la mayoría de sus contemporáneos. Los estudiosos lo definen como un cronista atento y observador del entorno. Su obra cuenta con numerosas representaciones de nobles, soldados, campesinos, pastores y obreros, así como imágenes de madres con sus hijos; otros de sus temas favoritos eran los animales y los barcos, y también documentó cabalgatas, paisajes urbanos y monumentos antiguos. Una serie de imágenes inquietantemente hermosas con el tema de la muerte y algunos diseños ornamentales y disfraces altamente imaginativas, completan su obra. Gran parte de la fascinación de su arte deriva de su inconfundible y extremadamente hábil dibujo.

Autor: Stefano della Bella

Título: Vista de Roma

Época: Siglo XVII

Datación: c.1650

Estilo: Barroco

Técnica: Aguafuerte

Dimensiones: Circular 12,5 cm

Número de serie: s/n

Número de registro: GE-221

Stefano della Bella

Florencia, 1610-1664

Stefano della Bella nació en Florencia, el 18 de mayo de 1610 donde tambien murió el 12 de julio de 1664. Fue un importante grabador italiano.

Nacido en una familia de pintores, escultores y orfebres, y huérfano precoz de su padre escultor, se dedicó en un primer momento a la orfebrería, dirigiendo más tarde su atención al dibujo y al grabado. Comenzó pronto a dibujar figuras y a copiar los aguafuertes de Jacques Callot.

Bajo la protección de los Médici, en particular de Don Lorenzo, hijo del gran duque de Toscana Fernando I de Médici, della Bella tuvo la oportunidad de viajar a Roma para estudiar. Allí permaneció desde 1633 hasta 1636 y conoció a grabadores franceses y editores como Israël Henriet y François Langlois, que influyeron en su decisión de trasladarse a París en 1639, cuatro años después de la muerte de Jacques Callot.

En París alcanzó pronto, gracias a los grabados encargados por el Cardenal Richelieu, el éxito mundano. Frecuentó a cortesanos, artistas de teatro y literatos, aunque rechazó honores demasiado opresivos.

Su amor por la naturaleza se manifiesta en frescos...

Ver ficha del autor: Stefano della Bella