Terminología utilizada en el grabado

Terminología utilizada en el grabado por Antoni Gelonch-Viladegut, para la COLECCIÓN GELONCH VILADEGUT.

ÍNDICE
A B C D E F G H I J L M N O P R S T V X Z

.

[A]

Acerar
Se conoce como tal a la acción de someter una plancha de cobre, de hierro o de níquel a un baño electrolítico que la recubrirá con el fin de endurecer la superficie y poder así prolongar el tiraje.

Acuafortista
Artista que práctica el grabado al aguafuerte para crear composiciones originales. El término acuafortista se incorpora al vocabulario de arte gráfico a mediados del siglo XIX, coincidiendo con el resurgir del grabado al aguafuerte sobre cobre protagonizado por los pintores franceses de la naturaleza. Estos artistas, pretenderán, por una parte, la recuperación de los sistemas tradicionales de grabado en cobre frente a la producción industrializada de imágenes múltiples propia del grabado en acero, la xilografía, la litografía y la fotografía. Por otra parte, reivindicarán la libertad creativa y el consecuente alejamiento de las reglas academicistas y de la función reproductora del grabado en dulce a buril.

Arte gráfico
La característica esencial que diferencia el arte gráfico de cualquier otra manifestación artística es su multiplicidad, es decir, su capacidad para obtener imágenes exactamente repetibles.

Arte gráfico es por tanto una denominación genérica aplicada a los diferentes procesos empleados por el artista para actuar sobre un soporte, dejando en él su impronta -una imagen, una forma, una línea, un color-, impronta susceptible de ser trasladada a otro soporte, generalmente papel al poner en contacto la superficies de ambos mediante la presión ejercida con una prensa, después de entintar el primero de estos soportes o matriz. Dicho proceso puede repetirse tantas veces como desee el artista y de acuerdo siempre con las limitaciones específicas de cada técnica. El papel resultante, al que se transfiere la impronta entintada de la matriz, recibe el nombre de estampa, ya que el proceso de impresión se denomina estampación. Si el artista incide en la matriz con instrumentos cortantes o por medio de la acción de un ácido mordiente, formando tallas, surcos, huecos, cortes… las técnicas de arte gráfico utilizadas reciben la denominación de grabado.

No todo el arte gráfico es grabado. La litografía y la serigrafía por ejemplo, permiten obtener estampas múltiples y exactamente repetibles, es decir, son manifestaciones de arte gráfico, pero en estas técnicas no se graba, no se incide sobre la matriz, de manera que no pueden incluirse dentro de la definición de grabado. La utilización del término arte gráfico para referirse al conjunto de procedimientos empleados en la obtención de estampas, no está exenta de ciertas imprecisiones de carácter etimológico que conviene apuntar. Resulta habitual encontrar en muchos manuales de técnica e historia del arte el vocablo grabado identificando todos los aspectos relativos a la estampa, a cualquier tipología de estampa. Ya se ha comentado la incorrección de este uso perpetuado por el hecho histórico de que hasta el siglo XIX los únicos procedimientos conocidos para obtener estampas eran procedimientos de grabado.

Pero una vez admitidas sus limitaciones para aglutinar a todos los tipos de estampas y a las técnicas asociadas a dichas estampas, se hace necesaria la búsqueda de un significante totalizador. La solución propuesta es arte gráfico. Evidentemente no hay duda de que la estampa es una manifestación artística de la misma entidad que una pintura o un dibujo, de los que, entre otros aspectos de índole estética, se diferencia por la condición de unicidad de éstos. El problema se plantea, sin embargo, con el adjetivo gráfico. Etimológicamente su raíz se encuentra en el vocablo griego grapho cuyo significado es el de línea, trazo. Teniendo en cuenta que el lenguaje de muchas estampas es la línea resultaría conceptualmente apropiada la expresión arte gráfico. Sin embargo a partir de la segunda mitad del siglo XVIII, el artista gráfico emplea con mayor frecuencia procedimientos basados en la sintaxis de la mancha, es decir, técnicas de naturaleza pictórica.

Por otra parte, una segunda acepción del vocablo griego hace referencia a la escritura y al dibujo. Es cierto que muchos dibujos están construidos a partir de un lenguaje estrictamente lineal, de modo que parecería correcto definirlos como obras de arte gráfico. De hecho, son muchos los especialistas que utilizan la expresión de arte gráfico para designar tanto a la estampa como al dibujo. No obstante, a pesar de las dificultades apuntadas y ante la inexistencia de una alternativa más idónea, admitimos la validez del significado propuesto.

Atacar
Para los grabadores, consiste en la acción de corrosión del ácido sobre la plancha metálica.

“Avant la lettre”
Expresión francesa que se utiliza para designar las estampas que forman parte de una publicación y que se tiran antes de imprimir el texto.

 

.

[B]

Baño
Se conoce también como tal la acción de sumergir la plancha o el papel en una solución líquida.

Barbas
Además de ser sinónimo de rebabas, el término recibe también las irregularidades en los bordes del papel de una estampa especialmente características en los papeles hechos a mano.

BAT (Bon A Tirer)
Bueno para estampar. Prueba de estampación definitiva a la que debe adaptarse toda la tirada. Después de que el artista ha concluido su trabajo sobre la matriz, se llevan a cabo una serie de ensayos destinados a la búsqueda de las tintas adecuadas, los papeles idóneos o el método de estampación que conviene al procedimiento gráfico empleado. Dichos ensayos -pruebas de estampación- se realizan bajo la supervisión del artista pero teniendo muy en cuenta los consejos técnicos sugeridos por el estampador. Cuando se llega a la prueba definitiva, ante la total conformidad del artista, el estampador procede a marcarla con la expresiónbon a tirer -BAT- , o su equivalente en español: bueno para estampar. A partir de este momento la totalidad de la tirada debe hacerse conforme a las pautas establecidas en el bon a tirer.

Boj
Arbusto de la familia de las euforbiáceas, de hoja persistente cuya madera es compacta, pesada, muy dura, de grano uniforme y apretado. Estas características hacen del boj un material especialmente apropiado para trabajar con la técnica de xilografía. En efecto, el taco de boj cortado a la testa es muy apreciado por el grabador en madera. Durante el siglo XIX se utilizaban pequeños tacos de la misma altura que los tipos de imprenta, previamente grabados, para ilustrar publicaciones. Estos bloques de boj se unían mediante encolado y se mantenían apretados con tornillos, que podían aflojarse permitiendo la separación de los tacos, de manera que pudieran ser tallados cada uno de ellos de forma separada por distintos grabadores conforme a un sistema de trabajo en cadena.

“Bon à tirer”
Ver BAT.

Bruñido
Una vez corregidos los desniveles de la piedra litográfica, mediante la operación de pulimento, el artista litógrafo, observando su composición y defectos debe decidir la técnica más adecuada. Las piedras de desigual dureza, por ejemplo, no son aptas para dibujar con tinta litográfica a pluma o pincel, pero, sin embargo, si pueden utilizarse piedras con vetas de diferente color; por su parte, los dibujos a lápiz litográfico exigen piedras de coloración uniforme y gran dureza. Sea como fuere, si el artista va a crear una imagen mediante los procedimientos de la aguada, la aguatinta, la punta seca, la pluma o el pincel litográfico, es decir las técnicas de litografía que se basan en el empleo de tintas, debe procederse, después del pulimento, al bruñido de la piedra. Bruñir una piedra supone dejar su superficie absolutamente lisa, frotándola primero, con arenilla extremadamente fina y, después con piedra pómez o carbón de encina en polvo. En grabado calcográfico la operación de bruñido consiste en alisar la superficie metálica de la lámina para eliminar cualquier irregularidad o hendidura.

 

.

[C]

Calcar
Se conoce como tal la acción de pasar un dibujo a otro papel o a una plancha.

Calva
Dícese de un error muy común que se produce cuando se muerden líneas que están muy juntas a través del barniz, de manera que éste se rompe y deja al descubierto un hueco suficientemente amplio que cuando se estampa da tonos claros en vez del negro deseado; también puede aprovecharse como recurso técnico.

Colección
Conjunto de estampas reunidas por una persona o institución de acuerdo con un determinado criterio: cronológico, de pertenencia a una escuela o artista, estético, temático, geográfico, etcétera. Por ejemplo la “Colección Gelonch Viladegut” o la colección de estampas de la Calcografía Nacional. Para facilitar la conservación y estudio de una colección su propietario debe imponerse una serie de actuaciones que van desde la adquisición selectiva hasta el inventario y catalogación, depósito o almacenamiento, conservación y restauración puesta al servicio del investigador etcétera. Aunque empleado, a veces, como sinónimo de serie su significado es diferente.

Collage
Se conoce como tal el resultado de intercalar un papel fino encolado entre la plancha entintada y el papel del grabado en el momento de la estampación.

Corondel
Cada una de las líneas espaciadas y transparentes que, perpendicularmente y de arriba abajo, pueden apreciarse en las hojas de papel verjurado.

Cuatricromía
Es el resultado de la combinación de los tres colores básicos de la escala cromática –rojo, amarillo y azul- más el negro.

Cubeta
Es la huella que deja la plancha sobre el papel que delimita la imagen. Si no puede verse la huella puede ser que la plancha haya sido estampada a sangre o sin márgenes, es decir, que la plancha sea mayor que el papel.

 

 

[D]

Doble pasada
Se conoce como tal al efecto de pasar dos veces la plancha sin levantar el papel, con la finalidad de obtener estampas mucho más intensas..

 

 

 

[E]

EA
Ver Prueba de Artista.

Edición
Ver tirada.

Editor
Persona encargada de la publicación de estampas costeando la tirada y administrándola comercialmente. Las características específicas del trabajo, así como las condiciones de estampación, distribución, remuneración y otras, son pactadas y aceptadas mediante vínculos contractuales entre el editor y los distintos responsables: el estampador y, sobre todo, el artista. La presencia del editor en el dominio de la estampa data del renacimiento. Su incorporación definitiva durante el siglo XVII, aparece directamente relacionada a la talla dulce y al grabado de reproducción de pinturas. La mención de editor en las estampas antiguas se indica mediante el término excudit.

“A diferencia del pintor o del grabador independiente, el editor de estampas era un empresario capitalista. Contrataba los servicios de artesanos que le hicieran los grabados que él almacenaba y publicaba. Hacer dinero era la única motivación que le impulsaba a penetrar en aquella actividad”. (Ivins, 1953: 102), y pronto se dio cuenta de que las estampas más demandadas por los compradores eran las reproducciones de cuadros, que no estaban en condiciones de adquirir. Así comienza la historia del grabado de reproducción cuya única ventaja era la difusión por toda Europa, primero del arte italiano y más tarde del francés, convirtiendo al renacimiento y a los movimientos artísticos posteriores en estilos universales, y aumentando considerablemente la influencia sobre el resto del mundo de los países que dieron vida a tales movimientos. Pero el grabado de reproducción acabó radicalmente con las posibilidades creativas del grabador y condicionó la evolución de las técnicas de arte gráfico elevando la talla dulce a la categoría de la única técnica válida.

EE
Ver Prueba de estado.

Estampa
Soporte no rígido, generalmente papel, al que se ha transferido la imagen -línea, forma, mancha, color- contenida en una matriz trabajada previamente mediante alguno de los procedimientos de arte gráfico. La imagen del soporte original pasa a la estampa tras entintar aquél, poner en contacto ambos y someterlos a presión. En definitiva, la estampa es el producto final del arte gráfico y la multiplicidad su característica más genuina. Recibe este nombre porque el proceso de impresión se denomina estampación.

A pesar de tan evidente argumento existe una injustificada resistencia al empleo del término debido, en parte, a su asociación con imágenes de temáticas religiosas -circunstancia que puede justificarse por la inmensa producción de estampas religiosas en los países católicos y especialmente en España-. En el ámbito popular están muy extendidos términos como grabado o lámina para referirse a las manifestaciones en papel obtenidas a partir del entintado y prensado de una matriz.

Sin embargo, la utilización en tal sentido de cualquiera de los dos significantes mencionados no es correcta. Por lo que respecta al primero conviene tener en cuenta un hecho obvio: sobre el papel no se graba. Además, no todas las técnicas empleadas para trabajar una matriz lo son de grabado. De modo que si no todas las estampas se obtienen a partir de procedimientos de grabado, llamar grabado a cualquier tipo de estampa es un error.

Por otra parte, se denomina habitualmente lámina a la ilustración a página entera de un libro, ya sea una estampa o una reproducción fotomecánica. Su uso deriva de la ilustración de impresos tipográficos mediante estampas calcográficas que se estampan por separado y se encartaban entre las hojas del texto. Con el objeto de facilitar la tarea al encuadernador, el grabador numeraba los cobres según el orden en el que debían ir colocadas las ilustraciones dentro del libro. Para ello, delante del número correspondiente se ponía la palabra lámina. Así lámina equivale a plancha grabada pero no a estampa. Al ser entintado e impreso el cobre, la expresión Lámina I … -o su abreviatura lám. I …- pasaba al papel, razón por la que terminaron llamando láminas a las ilustraciones y por extensión a todas las estampas.

Estampación
Una estampa nace de la conjunción de dos tipos de actividades: el trabajo sobre una matriz a partir de técnicas de grabado, litografía o serigrafía y la impresión de dicha matriz o estampación. En definitiva, la estampa es el producto salido de la cooperación de dos categorías de especialistas -el artista gráfico y el estampador- .

Una estampación se define como el conjunto de operaciones llevadas a cabo sobre un soporte para hacer posible que la imagen contenida en el mismo pueda ser impresa en un papel reiteradas veces. En todos los casos, a excepción de la serigrafía tal imagen se imprime presionando a mano o a máquina una hoja de papel contra la matriz entintada. Entintado, limpieza de la tinta sobrante, colocación del papel en contacto con la matriz, prensado y secado de la estampa son las operaciones básicas en cualquier proceso de estampación. Pero además, esta difícil e importante actividad, de la que depende en amplia medida el éxito de la estampa requiere el conocimiento de la composición de las tintas, la naturaleza de los papeles, el manejo de las prensas, las peculiaridades de los diversos sistemas de entintando y prensado…

Obviamente, cada técnica de arte gráfico exige un método de estampación propio: El grabado sobre madera se estampa en relieve, el grabado calcográfico, en hueco, la litografía y serigrafía en plano. Pero dentro de cada una de estas categorías también existen peculiaridades en el método de estampación: no es lo mismo estampar una madera a la fibra del siglo XV que un taco a la testa del XIX; tampoco es lo mismo estampar un cobre abierto en dulce del siglo XVIII que una lámina de cinc grabada al aguafuerte del XX. La fidelidad a los modelos de cada época histórica, así como la capacidad para interpretar correctamente la obra del artista contemporáneo, son exigencias que un buen estampador debe conocer y respetar.

Estampador
Profesional que conoce y practica método de entintado, prensado y cuantos aspectos intervienen en el proceso de estampación. Su labor constituye el paso fundamental en la producción de la estampa, lo que requiere suficiente dosis de habilidad, destreza, conocimiento y, también de sensibilidad.

Estampar
Acción de imprimir una matriz entintada -lámina, taco de madera, piedra litográfica, pantalla de seda- mediante una máquina -tórculo, prensa vertical, prensa litográfica- con el propósito de obtener estampas.

“Exhibition copy”
Se trata de una locución de lengua inglesa que se utiliza para designar la estampa tirada expresamente con la finalidad de ser enmarcada y exhibida en galerías o museos.

 

 

[F]

Facsímil
Se trata de la reproducción de una obra original.

Fibra
Se conoce como fibra a los pequeños filamentos de materia vegetal que se utilizan para la elaboración del papel. Pueden ser largas o cortas, y ello determinará las cualidades elásticas del papel. Los papeles de fabricación industrial presentan las fibras orientadas en el mismo sentido, mientras que los papeles hechos a mano no. Esta característica debe tenerse en cuenta a la hora de estampar grabados con incisiones o relieves pronunciados.

Filigrana
La filigrana o marca de agua es la señal que podemos encontrar en un papel o en un grabado y que normalmente ha sido hecha por el fabricante, pero que también puede pertenecer al editor o al autor de la estampa. Puede verse si observamos el papel a contraluz. Cuando se procede a estampar, debe procurarse que esté colocada de manera que se pueda leer, preferentemente en la parte inferior de la estampa.

Firma
La letra en las estampas antiguas contiene frecuentemente el nombre del grabador, así como el de otros artistas responsables del proceso de creación de la imagen -inventor, pintor, dibujante- . Dichas menciones de responsabilidad aparecen grabadas en la matriz como lo estaban los monogramas de los artesanos grabadores del renacimiento. En la estampa contemporánea, también se reconoce explícitamente la autoría del artista gráfico, en este caso, a través de su firma. La firma supone la conformidad y la absoluta aceptación de la estampa por parte del artista, garantizando su autenticidad, pero tiene además evidentes implicaciones en relación con los mecanismos de mercado de la obra de arte, al actuar como elemento de reclamo ante un comprador potencial. La firma no forma parte de la letra de la estampa, de hecho, la estampa contemporánea carece de letra. Es el propio artista quien la traza manuscrita a lápiz sobre el papel, generalmente en el ángulo inferior derecho, justo debajo de la huella o de la mancha, acompañada a veces de la fecha.

El motivo de utilizar lápiz para cualquier anotación sobre la estampa -firma, numeración…- es el de evitar borrones de tinta siempre que el papel sea humedecido, acción habitual cuando se desea lavarlo o estirarlo para eliminar arrugas.

Fuera de comercio (H.C.)
Estampa definitiva de una tirada no incluida en la edición venal numerada con cifras arábigas, ni tampoco entre las pruebas de artista numeradas en romano. Como su nombre indica tales estampas no deben ser objeto de comercio, lo honesto sería prescindir de estampar ninguna de ellas, o, en caso de hacerlo, tirar un número muy reducido de cuyo destino, distribución o uso, debería ser único responsable el artista. Los fuera de comercio llevan la anotación manuscrita “H. C.” correspondiente a la expresión francesa hors commerce o “f. c.”

 

 

[G]

Grabado de interpretación
Es aquél que se realiza por un grabador que no es el creador de la imagen, y que intenta trasladar a una matriz la intención del artista. Este tipo de grabado fue un importante elemento divulgador de la cultura en los tiempos anteriores a la aparición de la fotografía, permitiendo dar a conocer a las gentes las pinturas y las obras de los grandes maestros, mediante pequeñas planchas de cobre grabadas con buriles.

Grabado de reproducción
En este tipo de grabado, el grabador se pone en manos del artista para transcribir sus obras a los procedimientos de estampación, con la finalidad de reproducirlas lo más fielmente posible.

Grabado original
Diremos que un grabado es original cuando el grabador concibe y realiza el grabado como una obra de creación personal. Incluso puede que las estampas no sean ejecutadas por el grabador, ya que el artista una vez realizadas las primeras estampas y obtenida la prueba definitiva, puede preferir delegar el resto del tiraje a un taller profesional, de manera que él sólo velará por la fidelidad de la reproducción del tiraje.

Grabador
Artista cuyo campo de actividad es el grabado. En las estampas anteriores al siglo XIX y en algunas de este siglo la mención de grabador se hacía constar mediante el términosculpsitincidit o fecit -en abreviatura, esc. o sculp.inc. y f. fec. respectivamente-; en español, lo grabó -gº.-. Dicho término se colocaba después del nombre. El lugar destinado en la letra de la estampa a la mención de grabador es el ángulo inferior derecho justo debajo de la imagen. Por tradición, también este es espacio reservado habitualmente a la firma en las estampas contemporáneas.

Grabar
Incidir, abrir, morder un soporte rígido, directamente con instrumentos cortantes o punzantes, o indirectamente por medios químicos con el objeto de crear sobre una matriz de estampación una imagen susceptible de ser transferida por entintado y presión.

Gramaje
Es la cantidad de pasta de papel que presenta la hoja por m². Según la estampa a realizar escogeremos el gramaje más adecuado. Se podrá determinar en función de la profundidad de la talla y de la medida de la plancha.

Se especifica en gramos por m².

El gramaje normal para grabados va de 240 a 300 gr/m².

 

.

[H]

H.C.
Ver Fuera de comercio.

“Hors Commerce”
Ver Fuera de comercio.

Huella
Se conoce como tal la marca que deja la plancha sobre el papel al pasarla por el tórculo, delimitando la imagen..

 

 

[I]

Iluminado a mano
Se utiliza esta expresión cuando se da color a la estampa después de que ésta haya sido impresa. Se da color a la imagen pintándola a mano mediante la técnica de la acuarela, o bien el gouache o cualquier otro tipo de pintura.

Impresión
La impresión es la acción y efecto resultante de dejar una marca o huella sobre alguna cosa. El soporte de la impresión es habitualmente el papel pero también pueden ser impresos otros materiales como por ejemplo, plásticos, tejidos, etc. La impresión es el arte de reproducir sobre papel, pergamino, etc., la marca en tinta de un escrito, de un dibujo, etc., grabado sobre una plancha metálica o compuesto juntando piezas de metal o madera, cada una de las cuales puede tener grabada una letra o una figura.

Incisión
Se conoce como tal el corte hecho en una plancha.

Intaglio
Palabra de origen italiano utilizada para designar la incisión.

 

.

[J]

Justificación
Se trata del texto que acompaña la edición de las estampas y que explica tanto los detalles técnicos como el número de pruebas que la componen y el taller donde han sido estampadas.

 

 

[L]

Lámina cansada
La estampación prolongada de una lámina termina desgastando su superficie eliminando la sutileza de los contrastes y la intensidad de las tallas. En estos casos se dice que la lámina está cansada. Ciertas técnicas de grabado calcográfico resisten un número menor de estampaciones que otras. El caso límite es el de la punta seca. Una lámina grabada en punta seca sin acerar o cromar, puede estar cansada a partir de los treinta ejemplares.

 

.

[M]

Mácula
Se conoce como tal el papel de Manila que se intercala entre el papel de grabado y los fieltros cuando se estampa sin márgenes o a sangre.

Madera a la fibra
El taco de madera a la fibra es el cortado en la dirección de las vetas del árbol. Su desarrollo es longitudinal, siguiendo el tronco de arriba abajo. La madera a la fibra es fácil de tallar, por lo que se trabaja con cuchillas y gubias. Con las cuchillas se dan dos cortes a ambos lados de la línea que el grabador desea que quede en relieve. Para hacer saltar la astilla de madera se efectúa una contra talla o corte convergente con otro de forma que la zona en relieve quede más ancha por su base que por su altura para evitar que se fracture durante el proceso de estampación. Las superficies anchas de blanco se rebajan con gubias y escoplos.

Madera a la testa
El taco de madera a la testa sigue la dirección de los anillos, su desarrollo es por tanto transversal a las vetas del árbol. Ya que el grosor de un tronco siempre es menor que su altura, los tacos de madera a la testa suelen tener unas dimensiones más reducidas que los cortados a la fibra. Para hacer más grande la superficie de una madera a la testa pueden unirse varios tacos pequeños con grapas u otros procedimientos de encolado cuidando de que alternen los lados de unión para evitar que se origine una grieta que, lamentablemente, daría como resultado una línea blanca en la estampa. La madera a la testa se trabaja a buril por el procedimiento de la xilografía.

Malla
En la técnica de la serigrafía, la cantidad de tinta que pasa por el soporte depende de la anchura de la trama y del tipo de material, por eso es necesario escoger con cuidado un tejido apropiado. En un principio se usaban de seda pero poco a poco se han ido sustituyendo por otros materiales más económicos como el nylon, el terylene, el poliéster, el poliéster metálico y por mallas de cobre o de acero inoxidable. La seda, como otros tejidos se numera según la cantidad de hilo por cm².

Mancha
Marca que la tinta de la matriz deja sobre la estampa después de su impresión. Dicho de forma más sencilla y directa, la mancha de una estampa es la zona dibujada, esto es, la imagen y la letra. Cuando en su catalogación no resulta posible determinar sobre la estampa las dimensiones de la matriz por no dejar huella -lo que sucede en el caso de la estampación del grabado en madera, la litografía o la serigrafía- se dan las medidas de la mancha tomando como referencia los puntos de tinta más distantes a lo ancho y a lo largo.

Marca de agua
Ver Filigrana.

Marca en seco
Se conoce como tal la huella que se produce sobre el papel mediante la inserción del logotipo del editor o del taller. Se aplica realizando presión con unas alicates especiales (molde y contra-molde) cuando la estampa está ya seca y normalmente se aplica en el margen inferior del papel.

Margen
Espacio en blanco de una estampa delimitado por los bordes del papel y la imagen o zona impresa. Los márgenes laterales son iguales en dimensión, pero la anchura del superior es algo menor que la del inferior para compensar visualmente la mancha. Hasta el siglo XIX era frecuente cortar los márgenes dejando la imagen a sangre, pero a partir de esta centuria y debido, en parte, a la utilización de papeles de gran calidad se convierten en un elemento fundamental, perdiendo valor la estampa que carece de ellos. En le siglo XX el margen inferior se destina a la firma del artista así como a la numeración.

Margen a sangre
Ver Margen perdido.

Margen perdido
Se habla de margen perdido cuando alguien se encuentra que en el momento de estampar resulta que la plancha presenta un tamaño mayor que el del papel y, por tanto, la imagen no queda enmarcada en el papel.

Margen sin margen
Ver Margen perdido.

Morder
Abrir tallas en una lámina por medios químicos al exponerla a la acción del aguafuerte. El resultado de dicha acción sobre el metal se denomina mordido, y, por definición, es este el modo de grabar genuino en las técnicas indirectas de grabado calcográfico.

Mordida
Es el resultado de la acción del mordiente sobre la plancha o matriz.

 

.

[N]

Numeración
La justificación de una tirada es la indicación explícita del número de ejemplares estampados con una misma matriz y del orden que cada ejemplar concreto ocupa dentro de la edición. La numeración se ha impuesto en el arte gráfico contemporáneo al modificarse la valoración de la estampa y pasar a ser considerada obra de arte y, en consecuencia, objeto de mercado. El número de ejemplares tirados depende de la técnica de arte gráfico empleada. La litografía, xilografía, serigrafía y grabado a buril aguantan tiradas muy amplias. Por el contrario en el extremo opuesto la punta seca, manera negra y ciertas técnicas pictóricas de grabado calcográfico solo permiten obtener un número reducido. No es menos cierto, sin embargo, que conforme a la ley de la oferta y la demanda el valor venal de un objeto depende del número de ejemplares que existan del mismo, lo que llevado al campo del arte gráfico significa que cuanto más reducida sea una tirada mayor será el precio de cada estampa. Por otra parte, en lo que respecta a su singularización por medio de la numeración, responde al deseo de convertir en único un objeto que, por principio, no lo es: un residuo en definitiva, de la anacrónica teoría de la unicidad de la obra de arte.

Existen dos posibles numeraciones, uno en cifras arábigas correspondiente a la edición venal y otra en romanas para las pruebas de artista. En ambos casos, se anotan a lápiz dos cantidades separadas por una barra: la del denominador indica el número global de estampas y la del numerador el orden de cada una de ellas dentro del total.

En cuanto al lugar reservado a la numeración, ocupa el ángulo inferior izquierdo debajo de la huella o de la mancha.

 

.

[O]

Obra gráfica
En ciertos ámbitos -galerías de arte, editoriales-, se recurre a la expresión “Obra gráfica original” refiriéndose a la estampa de creación del artista contemporáneo por oposición a cualquier tipo de reproducción fotomecánica. Sin embargo, su significado, además de excesivamente genérico, es impreciso y su uso parece aceptado para la estampa del siglo XX pero, por razones difíciles de justificar no tiene el mismo grado de aceptación “Obra gráfica original” referidas a los siglos XVI, XVII o XVIII. La declaración de Venecia del año 1992 define el término e indica que “Una obra gráfica puede considerarse original cuando ha sido expresamente concebida para ser realizada únicamente con los procedimientos del arte gráfico”.

 

.
[P]

P. A.
Ver Prueba de artista.

Paspartú
Neologismo español del término francés passe-partout. Marco de cartón en el que se montan los dibujos y las estampas para su conservación y exposición.

“Passe-partout”
Ver Paspartú.

PE
Ver Prueba de estado.

Plancha anulada
Hablamos de una plancha anulada como resultado de la acción de un artista que cuando se ha acabado la edición anula, modifica o destruye la plancha, con el fin de imposibilitar su uso posterior.

Plantilla
En la técnica de la serigrafía, las plantillas sirven para impedir que la tinta atraviese la trama, dejando zonas abiertas por donde el color pasa a través del tamiz. Existen dos tipos de plantillas, las directas y las indirectas. Las directas se realizan sobre la trama, mientras que las indirectas se preparan por separado y después se adhieren a la trama.

Prueba anulada
Se conoce como tal la estampa testigo que se realiza después que el artista haya anulado la plancha o matriz.

Prueba de artista (P.A.)
A pesar de su nombre las de artista no son pruebas en un sentido estricto sino estampas tan definitivas como las de la edición venal o los fuera de comercio. En realidad es muy poco lo que las diferencia de estos últimos, ya que se trata de ejemplares no destinados a la venta sino reservados al artista para su colección personal o, en su caso, para el depósito legal. Aunque el número de ellos varía dependiendo de la exclusiva voluntad del artista existen unos límites normalizados y aceptados. De acuerdo con dichos límites las pruebas de artista no pueden superar un diez por ciento de la tirada. La declaración de Venecia de 1992 ratificó a este respecto las conclusiones expuestas en el III Congreso Internacional de Artistas celebrado en Viena en 1960. En las conclusiones de la declaración de Venecia se indica expresamente que: “para prevenir cualquier abuso en la difusión de la obra gráfica original es recomendable precisar claramente el número de ejemplares estampados indicando de modo particular los numerados para la difusión en el mercado, los eventualmente destinados a colecciones públicas y los ejemplares para el autor, que por norma no tendrían que superar el diez por ciento de la tirada total”.

A las pruebas de artista se las reconoce por llevar anotada a lápiz la abreviatura P.A. – E.A. en francés o A.P. en inglés-, pero también es frecuente individualizar cada una de ellas con cifras romanas.

Prueba de color (P.C.)
Producto del ensayo en el taller de estampación con tintas de diferentes colores son estas pruebas que el estampador lleva a cabo ante la supervisión directa del artista. Tanto las de color como el resto de las pruebas realizadas para comprobar el tipo de papel más adecuado o el método de estampación idóneo se obtienen cuando el trabajo sobre la matriz está completamente terminado y culminan con el bon á tirer que regula la tirada. Es habitual que el estampador anote en cada una de estas pruebas las características específicas de las tintas y mezclas de color empleadas.

Prueba de ensayo
Ver Prueba de estado.

Prueba de estado (P.E.)
Durante el proceso de intervención, el artista gráfico examina en fases sucesivas el desarrollo de su trabajo y el efecto del mismo sobre el papel. Esta comprobación se realiza estampando la matriz en el estado en que se encuentra. Las pruebas de estado son por tanto, un instrumento de apreciación de extraordinario valor para el artista ya que le permiten reorientar la intervención en el soporte, tomando, en su caso, decisiones que afectaran a la composición de la imagen o la construcción de las luces y sombras. En la medida en que los resultados varían considerablemente de una prueba de estado a otra como consecuencia de la adición o sustracción de elementos, cada una de ellas será única, porque, aunque lo intentara el artista, cosa que carece de sentido, volver con absoluta exactitud a los estados anteriores resulta imposible.

Su carácter de unicidad y su rareza han convertido a estas pruebas en objetos muy cotizados por los coleccionistas y gabinetes de estampas. Si se tiene la fortuna de reunir todas las pruebas de estado se estará en condiciones de conocer paso a paso las etapas creativas de una estampa. A veces el artista ordena las sucesivas pruebas marcándolas con la expresión primer estado, segundo estado…

Por definición, una prueba de estado procedente de una superficie de estampación implica que el trabajo en la matriz se encontraba inacabado en el momento de obtenerla. Obviamente todas las pruebas y, por supuesto las de estado, son estampas. Pero no todas las estampas son pruebas. De hecho la mayoría de las estampas, aquellas que forman parte de la tirada, no lo son. Esto nos conduce a la conclusión de que en las observaciones tan frecuentes de tirada compuesta por tal número de pruebas y otras similares, se emplea de forma incorrecta el término.

Prueba única
Es un ejemplar intermedio de una composición de la que se hace un tiraje único para analizarla y eliminar o corregir las posibles erratas.

P.U.
Ver Prueba única.

Punta de registro
Ver Registro.

 

.
[R]

Rebaba
Se conoce como tal el metal que es levantado de la plancha al rallarla con una punta. Este hecho es característico de la técnica de la punta seca.

Registro
Es un sistema de estampación que permite encajar diversas planchas, de manera que se estampan una tras otra mediante la utilización de una plantilla o bien de agujas.

Reservas
Acción que se realiza sobre una estampa cuando a la hora de entintar o de estampar se intercalan trozos de papel o de otro material entre la plancha y el rodillo entintado o bien entre la plancha y el papel de estampar con el fin de obtener zonas sin tinta.

Retrocado
Acción que consiste en que una vez que la plancha está entintada y a punto de ser estampada se friega la superficie con una gasa con la finalidad de levantar un poco la tinta de los surcos para aumentar la densidad y riqueza de la imagen estampada.

 

.
[S]

Serie
Grupo de estampas realizadas para formar parte de un proyecto, programa o plan concebido a priori. Las series son cerradas a diferencia de las colecciones que pueden estar abiertas y ser susceptibles de crecimiento. Son series de estampa por ejemplo, Retratos de los Españoles Ilustres, Vistas de los Puertos de España, Batallas de Alejandro Magno, Trajes de Italia, Peces del Cantábrico o Gritos de Madrid.

Suite
Palabra de origen francés que se utiliza para denominar una serie de estampas relacionadas entre ellas. También puede denominarse como tal una serie de grabados sobre un mismo tema.

 

.
[T]

Talla
Se conoce como tal el surco producido sobre la plancha con un utensilio.

Tirada
Conjunto de estampas correspondientes a una misma obra obtenidas en una o varias sesiones consecutivas y continuas de estampación hasta completar un número de ejemplares establecido de antemano por el artista o el editor. La tirada propiamente dicha incluye los fuera de comercio, pruebas de artista y edición venal, aunque el término hacer referencia casi siempre a esta última, numerada en cifras arábigas.

Todas las estampas de una tirada presentan idénticas características en cuanto al tipo y formato de papel, color de las tintas y método de estampación. De hecho el estampador está obligado a respetar y procurar dicha igualdad.

Tirar
Ver estampar.

Trama
Ver Talla.

Trazo
Es el señal que hace un lápiz, una ploma, un buril, un punzón, o cualquier otro instrumento punzante, sobre una plancha o un papel al escribir, dibujar, etc.

.
[V]

Veladura
Capa sutil de color que el artista extiende sobre una pintura ya seca, para realzar el tono, para endulzar el modelaje o para modificar la intensidad y fuerza de la coloración.

En técnicas de grabado, es la lámina de acetato, cobre o cartón, cortada de una forma determinada que cuando se procede a estampar se coloca sobre la plancha de manera que crea una reserva dejando esta zona sin imprimir.

Verjura
Se conoce como tal cada una de las rallas que forman la filigrana de un papel verjurado.

Viscosidad
En la técnica del grabado, representa el grado de fluidez de una tinta.

Vitela
Piel de ternero recién nacido adobada como el pergamino, pero más fina y lisa, que sirve para escribir o pintar sobre ella.

 

.
[X]

 

.
[Z]